Gracias por el fútbol, maestros!

Alguien se ha leído los ‘Doce cuentos peregrinos’ de García Márquez? Me parece de los mejores libros de nóbel colombiano, del cual, personalmente, me gustan más estas obras cortas que los libros grandes, que casualmente son los que lo han hecho tan famoso y reconocido. Pero vuelvo a los 12 cuentos, y en especial a La Tramontana. Al final, a un jóven se lo quieren llevar a Cadaqués, un pueblo costero azotado por algo así como un huracán terrible llamado La Tramontana. El jóven es llevado por la fuerza de vuelta al pueblo, muy a pesar de su miedo, por lo cual se lanza a un abismo desde una camioneta en marcha, “tratando de escapar de una muerte ineluctable”. Toda esta introducción larga y sin sentido (?) para hablar del Fútbol Club Barcelona. O mejor, para hablar de lo que debe sentir el Real Madrid antes de jugar contra el Barcelona.

Porque ayer, como no había pasado hace mucho tiempo, el Madrid lo tenía todo para ganar: Un temporada perfecta, en la que ha venido jugando realmente bien, mientras su rival venía de una temporada irregular. Ojo, irregular en relación a lo que nos tiene acostumbrado. Para completar, gol en el primer minuto, gracias al regalo de Valdés. Y aún así, 1-3 en el Bernabeú, con un Barcelona que supo jugar de una manera excelente su partido, capaz sin los lujos que nos tiene acostumbrados, pero dando los puntillazos en los momentos justos. Momentos justos no por la suerte, como insinuó Mourinho en la rueda de prensa, sino justos porque los preparó, de una manera hasta macabra, si se me permite la palabra.

Llamativo como, en un momento en el que el Barca no lucía y aparecía un poco partido, Messi tomó el control de la situación y retrocedió un poco, sirviendo de manija, distribuyendo y juntando al equipo. Fíjense por ejemplo donde arranca él en la jugada del primer gol. No se esconde.

También, el manejo de Guardiola. Un verdadero estratega, que supo dar los golpes en los momentos juntos. Más aún, que sabe qué puede dar su equipo, y cómo aprovecharlo en el marco de un partido de tal calibre.

Finalmente, la magia del segundo tiempo del ‘oficinista’ Iniesta, que jugó de una forma sensacional. Uno no termina de entender a la distancia los chiflidos del ‘Coliseo de la Castellana’ hacía tan excelente jugador, que además les dio un título mundial apenas un año y monedas atrás. Para mí Messi es el mejor jugador que he visto en mis ya casi 25 años de vida, pero lo de Iniesta es para aplaudir de pie, al menos hasta que terminen la 26, acá en Bogotá.

El todo es que la sensación de Benzemá, Xabi Alonso, Kaká, Casillas, Sergio Ramos, Cristiano Ronaldo, Mourinho y el Real Madrid todo antes de jugar contra el Barcelona debe ser poco envidiable, como un final anunciado. Como una muerte completamente inevitable. Me los imagino en el vestuario antes de salir a jugar, deseando irse a la tribuna a ver el espectáculo que inexcusablemente se viene en camino.

Pocas veces un partido internacional me había llamado tanto la atención, y la verdad, no defraudó. Gracias por el fútbol FC Barcelona. Graciaspor el fútbol, maestros!

Anuncios
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: