La Calle 26, #simbólicamente

A pesar de estar evidentemente inconclusa, el próximo Viernes 30 de Diciembre será entregada la Calle 26 en Bogotá, vía que ha estado en el foco del huracán por los atrasos en su ejecución y la corrupción que ha rodeado su ejecución.

La fecha coincide con el último día de funciones de la alcaldeza encargada de Bogotá, Clara López, quien dará paso a Gustavo Petro, elegido en las elecciones realizadas algunos meses atrás. La alcadeza, quien fue designada para reemplazar a Samuel Moreno, encarcelado actualmente por sus escándalos de corrupción durante su nefasto mandato, ha aprovechado la ocasión para acumular un interesante caudal político, tanto a manera personal como a nivel partido.

Para un político, lo mejor que puede pasar es que su antecesor tenga una pésima imagen y haya realizado una muy mala gestión, pues en la ciudadanía queda la imagen de que el reemplazante es un salvador. Se me ocurre el círculo vicioso de la Argentina, donde siempre después de las crisis aparece un ‘caudillo’ que salva al país (Néstror Kichner) y otros que aprovechan las mijagas que deja ese supuesto caudillo (Cristina Fernández de Kichner). En este caso, tomar el poder permitió a López posicionarse como una excelente alcaldeza luego de la escandalosa salida de Samuel, lo que a su vez permitió que antes de lo esperado el Polo pudiera ‘limpiar’ su imagen ante la ciudadanía. Una encuesta realizada hace una semana por Gallup indica que la corta gestión de la actual alcaldeza tiene un 72% de aprobación entre los bogotanos.

Al beneficio de una situación de “peor no se puede estar”, se suma el ‘autobombo’ que la alcaldeza se está dando, como por ejemplo imprimiendo constantemente separatas que envía dentro de los diarios de mjayor circulación local en los cuales muestra avances de su gestión, como por ejemplo el anuncio de la construcción de la primera línea del metro, tema que tiene más de cuatro años de vigencia. La alcaldeza ha sabido recoger las mijagas que han quedado sobrando por ahí, lo que, como ya se vio, le permitió ampliar su capital político.

Ahora, a punto de irse de la alcaldía hará una entrega simbólica de la Calle 26, una de las avenidas más importantes y emblemáticas de Bogotá, a pesar que no está ni cerca de estar completa. En efecto, diarios como El Tiempo y Publimetro hicieron hincapié en la situación de la obra, mostrando los evidentes retrasos en sectores como el parque bicentenario, el deprimido del concejo, los parqueaderos para los buses de Transmilenio y la falta de conexión entre el portal del sistema masivo de transporte y el Aeropuerto ElDorado. Eso a la señora López no le importa, pues al fin y al cabo la memoria colectiva bogotana, casquivana como pocas, se quedará con que en tampoco tiempo “antes es mucho lo que hizo”.

Fue muy inteligente la alcaldeza, acumulando caudal político para ella y salvando a su Partido. No se me haría raro que en 4 años, cuando se esté terminando el periodo de gobierno de Petro, aparezca esta señora como una de las más firmes candidatas para hacerse al segundo cargo de mayor importancia del país, todo gracias a un mandato corto sustentado en la sensación de que ya nada podía estar peor.

 

Anuncios
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: