El mejor trabajo del mundo

Sale a manejar con unos tragos encima. No se deja practicar el examen de alcoholemia porque él es Senador de la República. Tampoco tiene pase, pero moviendo influencias consigue que le expidan uno a los tres días.

Se escuda en haber sido elegido por 50 mil personas, por lo que la ley no le aplica como al resto de mortales. Y cuando los mismos que lo eligieron le exigen dejar el cargo, se estresa y obtiene una incapacidad por 72 horas (!).

Asco

PD: Ojalá que al menos los tamales, arepa e´huevo y demás delicias gastronómicas que debió repartir para ser elegido hayan estado ricas.

Anuncios
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: