Archive for the ‘ Travelling ’ Category

Que vuele @VivaColombiaco nomás!!

Después de una larga espera, parece que finalmente la aerolínea Viva Colombia iniciará operaciones antes de finalizar el mes de Mayo. Se estima que la entrada en  funcionamiento de esta aerolínea, la primera de bajo costo en la historia de la aviación colombiana (sin olvidar que JetBlue y Spirit vuelan al país), marque un punto de inflexión en la relación de los colombianos con este medio de transporte.

En efecto, diferentes estudios calculan que sólo el 6% de la población colombiana vuela en avión con alguna frecuencia. Eso significa algo más de 41 millones de personas de mercado sin explotar. Claro, historicamente los viajes en avión han sido un privilegio de las clases media, media-alta y alta.

Viva Colombia quiere cambiar eso, y acercar a esa gran cantidad de población a los viajes en avión, que implican mayor comodidad, menores tiempos y hasta ahorros de dinero (si se tiene en cuenta el costo de oportunidad del tiempo muerto).

Teniendo en cuenta toda esa introducción, quise hacer este post explicando un poco el modelo de funcionamiento de este tipo de aerolíneas, esperando recibir comentarios y correcciones de personas conocedoras del tema, y por qué no, de la misma Viva Colombia.

Low cost no significa low prices:

No nos digamos mentiras: Una cosa es la estrategia de manejo de costos y otra la de manejo de precios. Viva Colombia es una empresa, y como tal, siempre buscará maximizar sus beneficios. Qué significa esto? Que van a tratar de tener los menores costos posibles, pero que si ven que el mercado está demandando más de lo que se ofrece, no dudarán en subir precios como cualquier otra aerolínea. Por lo tanto, no hay que esperar que TODOS los pasajes cuesten siempre $55.000. Si hay demanda, ese precio subirá. Al fin y al cabo habrá alguien que lo pagará.

El core de negocio de la aerolínea no es volar:

Esto es llamativo y es lo que hace especial a este tipo de aerolíneas. Para ellos los ingresos generados por volar son marginales. Cuáles son los ingresos que a ellos más les interesan? Los cobros adicionales: Maletas despachadas en bodega, subirse al avión primero, la comida en el avión, etc.

Y por eso, ellos buscarán siempre, de la manera más educada pero también más persuasiva posible, lograr estos ingresos adicionales. Como ejemplo los bizarros vuelos de Ryanair, que desde la compra intentan vender seguros de viaje, maletas ajustadas a las medidas de ellos, ofrecen habitaciones de hoteles, transportes desde los aeropuertos a la ciudad, alquiler de carros, prioridad en el equipaje. Ya en el avión, ofrecen comida, calendarios, bingos, trago, ventas duty free, de todo. Y claramente, todo con precio. Algunas veces descaradamente altos.

Alguna vez volé con Alitalia y llevaba 25 kgs, tres más de los que permitía mi tiquete. Hice cara de que nada estaba pasando, no me cobraron nada. En Avianca, pasé una maleta pesadísima y le hice ojitos a la agente de servicios en tierra. La maleta pasó como si nada. En Viva Colombia? Error, no habrá carita ni ojitos que hacer. Cualquier kilo de más, cualquier servicio adicional, lo cobrarán.

La competencia de Viva Colombia no es Avianca, ni Copa ni LAN:

Viva Colombia quiere servir a las personas que no vuelan o lo hacen ocasionalmente. Quiere traer a las personas que viajan horas y horas en bus y montarlas en avión a precios similares. Por eso, la competencia de Viva no será ni Avianca, ni LAN, ni Copa, sino más bien Bolivariano, Copetrán, Brasilia, Berlinas, etc.

Obvio, no se puede dejar de lado el efecto sustitución, principalmente en pasajeros VFR (visitas a amigos y familiares), pero no debería ser de gran impacto para las aerolíneas tradicionales. De hecho, según el prospecto de colocación de bonos de Avianca con datos a 2008, el 57% de los pasajeros nacionales de la aerolínea corresponden a viajeros corporativos, mientras el 22% son turistas y el 21% corresponde a mercado VFR.

Aunque hago la salvedad que en algún vuelo que hice con Ryanair ví varias personas con más pinta de ejecutivos que de mochileros.

Normas a cumplir:

Este tipo de aerolíneas tienen unas reglas fijas que se deben cumplir al pie de la letra para volar sin problemas con ellos:

– Se debe hacer el chequeo e imprimir el pasabordo en la casa. Si se llega al aeropuerto sin pasabordo impreso, la aerolínea cobrará una buena multa por hacerlo.

– Entre más peso lleve un avión, se aumentan los costos para la aerolínea, pues el avión consume más combustible. Por lo tanto, llevar maletas tiene un costo adicional. Ojo, si se compra la tarifa que permite llevar hasta 20 kilos, se deben llevar máximo 20 kilos. Cualquier kilo adicional se cobra bastante caro. E insisto, de nada sirve hacer caritas u ojitos.

– Los aviones siguen generando costos mientras estén en tierra. Por eso, deben volar lo máximo que sea posible. Los aviones pasan el mayor tiempo posible en el aire, por lo que en ocasiones el aseo brillará por su ausencia. O por su presencia ausente.

– A diferencia de Ryanair o EasyJet, Viva Colombia decidió hacer check in en los counters de forma obligatoria para pesar y medir maletas de mano y garantizar que cumplen con la normativa de la aerolínea. Este check in debe hacerse mínimo una hora antes de la hora del vuelo, pues a esa hora se cierra el avión. Ojo, si la maleta de mano no cumple las medidas y peso exigido por la aerolínea, se manda en bodega y se cobra. No hay ‘tu tía’

Personalmente no entiendo esta medida, pues fácilmente cualquier persona puede meter más cosas a la maleta después de haber sido revisada en el check in. Además implicará mayor aglutinamiento innecesario de gente, tanto en los counters como en las puertas de abordaje. Finalmente, para Viva Colombia podría ser mejor negocio hacer esta revisión en la puerta misma del avión. Maleta que no cumple las normas, a la bodega y a cobrar. En el counter será más fácil sacar un saco o una chaqueta de la maleta y evitar tener que mandarla como equipaje facturado.

"Si cabe, la maleta viaja; si no, paga o la maleta no vuela"

– Los aviones tienen tantas sillas como se pueda. No se debe esperar comodidad, aunque en vuelos de menos de una hora no será muy necesaria. Los Airbus A320 de Viva Colombia tendrán 180 sillas, mientras que el mismo modelo de avión en Avianca o LAN (Copa usa otro modelo) tienen 150 y 162 sillas respectivamente.

– En Viva Colombia no hay sillas preasignadas. Es como un bus con alas: Donde haya una silla vacía, cualquiera se puede sentar. Por eso no sería raro que Viva Colombia haga sus abordajes en posiciones remotas, que les facilite además el ingreso de los pasajeros por puertas traseras y delanteras, ahorrando tiempo y ajustándose a uno de los principales fundamentos de las aerolíneas de bajo costo: Tener los aviones volando tanto como sea posible.

– Cualquier adicional se cobrará. Por favor tener eso claro. Se han sabido casos de vuelos en Ryanair donde pasajeros se desmayan, las auxiliares de vuelo les dan agua y cuando se recuperan, les cobran el agua dada. En serio.

– La aerolínea va a gastar lo menos posible en publicidad. Por eso, no debería ser raro ver a los altos directivos diciendo cosas como que van a quitar un baño para poner más asientos, que están pensando en que la gente viaje de pie en los aviones, en que para reducir costos los aviones deberían volar sin copiloto. Entiendan, NO van a hacer eso nunca, solo querrán ganar free press. Quieren conocer a un experto en eso? Busquen en Google: Michael O´Leary

Algunas opiniones personales:

Realmente me alegra la llegada al mercado de una aerolínea que ofrezca nuevas posibilidades de viaje, con menos lujos y comodidades, pero mejores precios, haciéndose más accesible. Por eso les deseo el mayor de los éxitos, espero que se puedan posicionar y consolidar en el mercado, y generen un nuevo nicho en el sector.

Viva Colombia debe tener en cuenta las condiciones del mercado colombiano, con varias aerolíneas de talla mundial ya posicionadas. Debe saber adaptar muy bien su estrategia de mercadeo a las condiciones propias de este país, muy diferente al mercado que encontró su socia, Ryanair, en Europa.

Por ejemplo, acá no van a haber subvenciones por volar a X o Y aeropuerto. Acá no hay aeropuertos alternativos en los que la única operación del día sean sus aviones. Muchas veces los pasajeros van a tener que abordar desde una única puerta (jetbridge), incrementando el tiempo que el avión esté en tierra.

Me llama la atención y me genera curiosidad saber si en Colombia habrá tal demanda de servicios adicionales que hagan rentable la aerolínea. Será que en Colombia la gente estará dispuesta a pagar $10.000 por una comida en un vuelo de menos de una hora? Será que la gente pagará cualquier $25.000 por subirse primero al avión?

Y otro punto, habrá suficiente demanda para llenar vuelos de 180 personas, a toda hora, todos los días, en todas y cada una de las rutas que operará? Porque ojo, Viva Colombia, con solo tres aviones, no puede cancelar vuelos cuando la demanda sea baja, como puede hacer cualquier Avianca, LAN o Copa. No, si un vuelo tiene planeado volar BOG-BAQ-MDE-CLO y resulta que el trayecto BOG-BAQ no se vendió bien, igual lo tienen que operar porque si no cómo llega el avión a BAQ para hacer la ruta BAQ-MDE? Confío en que los estudios de mercado hechos les hayan dado todas estas respuestas y muchas más a la gerencia de la empresa.

Finalmente, creo que hace falta que la aerolínea se dé a conocer mucho más. Por el momento han conseguido prensa (muy buen punto la entrevista del Domingo en El Tiempo) y tienen una buena presencia en redes sociales. Pero, se ajusta el perfil del lector de El Tiempo, Dinero, Portafolio, o el usuario de Facebook, Twitter, Pinterest, etc al perfil de viajero que busca Viva? Por qué no pensar en llenar de publicidad de Viva las terminales de transporte, los buses urbanos (Transmilenio, por ejemplo). Hay que llegarle al perfil adecuado, y además, explicarle muy bien de qué se trata todo esto.

Lo importante, y mi mayor deseo, siendo admirador de las demás aerolíneas existentes en el mercado, es que a Viva Colombia le vaya muy bien! Mucha suerte!

Anuncios

El desafío de @Lan_co en su ingreso al mercado colombiano

El pasado día Lunes, la marca AIRES dio paso al ingreso oficial de LAN al mercado colombiano. Ingreso como jugadora local, pues la aerolínea ya venía ofreciendo vuelos desde diferentes ciudades de Colombia a destinos como Miami, Quito, Lima y Santiago.

La aerolínea chilena ingresa un país que, a diferencia de los otros tres en los que ya opera (Argentina, Ecuador y Perú), tiene un mercado aeronáutico ya consolidado, con una amplia y variada oferta de parte de aerolíneas de la talla de Avianca y Copa, además de jugadores regionales como ADA, Easyfly y de planes de nuevos ingresos al mercado como Viva Colombia. Claro, en Argentina existía un monopolio de parte de la ineficiente Aerolíneas Argentinas, mientras que en Perú y en Ecuador no existía la imagen de aerolínea de bandera, y los mercados no contaban con una oferta destacada.

A pesar de la situación expuesta del mercado colombiano, creo que inicialmente LAN tiene el compromiso y el desafío de, antes que diferenciarse de los competidores locales, diferenciarse de su predecesora, AIRES. La aerolínea regional desaparece, y deja a LAN con el lastre de una regular imagen, generada principalmente por continuos retrasos, incumplimientos y una mala situación financiera, y castigada aún más a partir del accidente sufrido en San Andrés en Agosto de 2.010.

Por eso, en esta primera étapa la estrategia debería ser presentarse ante este nuevo público como la aerolínea de relevancia latinoamericana que es, caracterizada por el buen servicio, puntuabilidad y confianza. Al fin y al cabo se trata de la aerolínea con la mayor red de rutas de la región, con importantes conexiones a otros continentes como Europa y Oceanía, y miembro principal de Oneworld, con todos los beneficios que esto le puede generar a sus viajeros.

Lograr entonces que en la mente del público la aerolínea se posicione como LAN y no como la sucesora de AIRES, con el efecto negativo que esto pueda traer, es el principal desafío en cuanto a comunicación que debe enfrentar. Para esto, es importante entender la idiosincrasia y las características de un mercado tan particular, y si se me permite la palabra, ‘educado’, sabiendo qué parte de su estrategia utilizada en Chile y en los otros mercados se puede extender a Colombia, pero también qué parte se debe adaptar.

Dejo un ejemplo: El servicio al cliente, tan diferente entre Colombia y Chile. Ya he escuchado comentarios de la arrogancia y el mal trato (para el estándar colombiano) del call center de LAN, que ahora atiende desde Chile. Reitero que a mi parecer este tipo de cosas devuelven a la mente de los consumidores la imagen de AIRES y sus problemas, lo que insisto, es poco beneficioso para el ingreso de LAN al mercado.

Confiando entonces en que lograran ajustar su estrategia y este tipo de pequeños detalles, espero que el trajinar de LAN en Colombia sea exitoso, pues sin duda los beneficiados seremos los consumidores, que podremos disponer de los servicios de verdaderas aerolíneas de talla mundial.

PD: A quienes les gusta el tema de aviación comercial en Colombia, recomiendo seguir el foro de ‘Infraestructura aeroportuaria’ de Skyscraper city: http://www.skyscrapercity.com/forumdisplay.php?f=1888, del cual saco bastante información para los post del tema que he publicado.

13/09/2011: Recuerdos del 11-Sep, 10 años y 2 días después

Recuerdo que en el álbum del Mundial USA 94, la imagen de Nueva York eran las Torres gemelas

Recuerdo que siempre ha asociado las palabras “gemelas” con las torres

Recuerdo que siempre había querido viajar a Estados Unidos, y que para esa fecha ya me habían negado la visa dos veces

Recuerdo que esas torres eran mi relación inmediata a las palabras Estados Unidos

Recuerdo mi asombro cuando me paraba enfrente de algún edificio alto de Bogotá (como la Torre Colpatria o en aquel momento el Bancafé), y no me imaginara que existieran edificios más del doble de altos que esos

Recuerdo a Homero Simpson teniendo que subir hasta lo alto de las dos torres buscando un baño, luego de tomar demasiado ¿jugo de cangrejo? para pasar el mal sabor de boca del ¿Kal-Kalash?

Recuerdo que mi profesora de ética del colegio fue la primera que nos contó la noticia del ataque, iniciando su relato con el consabido “Si supieron, no?”

Recuerdo que inicialmente (antes de ver la TV) no le dí mucha importancia, pues pensé que había sido un choque de una avioneta como el que había sucedido en el Empire State varios años antes

Recuerdo que ese día no hubo más clase, ni siquiera primer descanso, pues todos nos quedamos viendo por TV lo que sucedía

Recuerdo a Yamit Amat dando la noticia por Caracol

Recuerdo ver en directo el segundo avión estrellándose contra la Torre sur

Recuerdo la discusión en el salón acerca de sí había sido un segundo avión o era la repetición de lo que había sucedido con el primero

Recuerdo que esa misma discusión al principio derivó en si había sido un accidente o en efecto un ataque terrorista

Recuerdo que entre la confusión y falta de información inicial se dijo algo de ataques similares en la Torre Sears de Chicago, en la US Bank de Los Angeles y en San Francisco

Recuerdo pensar inmediatamente en mi familia que vive en California

Recuerdo también pensar en un tío que durante mucho tiempo vivió en Nueva York y yo no sabía exactamente donde estaba en ese momento

Recuerdo la impresión y tristeza que generó ver a la gente en vivo lanzándose desde lo alto de las Torres

Recuerdo el momento de la caída de cada una de las torres

Recuerdo la impresión y hasta el miedo que ver el subtitulo “America under attack” que publicaba CNN en su transmisión, que era retransmitida por Caracol

Recuerdo esperar todo el día por una placa que dijera “The end”, deseando que en realidad todo lo que había visto fuera una película. Creo que aún espero que aparezca esa placa

Recuerdo que en el salón empezamos a hacer conjeturas acerca de quién habría podido hacer eso. Hasta las FARC fueron mencionadas

Recuerdo que pensé en la Torre Colpatria, pues al fin y al cabo las FARC yas habían secuestrado un Fokker 50 de Avianca

Recuerdo que hubo gente que hasta consideró merecido lo que había sucedido. Mamertos ellos, que nunca faltan

Recuerdo el almuerzo de ese día, conjeturando teorías como que eso había sucedido como venganza de Japón por las bombas atómicas más de 50 años atrás

Recuerdo la sensación de esar viviendo en vivo y en directo un momento histórico

Recuerdo el miedo por el casi inminente inicio de una tercera guerra mundial

Recuerdo que se habló poco de lo sucedido en el Pentágono y con el avión de Pennsylvania

Recuerdo que lo primero que ví cuando entré a mi casa llegando del colegio fue la caída en vivo de la Torre 7 del WTC

Recuerdo haber visto varios especiales una y otra vez cada que se cumplía un año más del ataque

Recuerdo la primera vez que fuí a la Zona cero. Tomamos un bus en Prince y Broadway que nos dejó en, supongo, Fulton y Broadway

Recuerdo estar hablando y molestando con mis amigos en el bus, y a medida que nos acercábamos sentimos un tristeza que nos sumió en un silencio respetuoso, pero involuntario

Recuerdo la impresión de estar caminando por un lugar en el que habían muerto más de 2.500 personas

Recuerdo tener aún más impresión de imaginarme que posiblemente por donde caminaba hubiera podido caer alguno de los que se lanzaron desde lo alto de las torres

Recuerdo la sensación de “sí, fue verdad todo lo que ví”

Recuerdo cómo me llamó la atención que parte de Downtown Manhattan está diseñado para facilitar la vista de las torres casi desde cualquier lado, principalmente desde Battery Park

Recuerdo el sincero respeto que despertó en mí ver la pared con imágenes y objetos de ese día, ubicado en el lobby de alguno de los otros edificios del WTC

Recuerdo la impresión que me generó Nueva York y que aún hoy en día conservo, como la verdadera y única capital del mundo, a pesar de no tener más las Torres Gemelas

Y hoy, mi recuerdo para todos aquellos que se vieron directa o indirectamente afectados por el atentado. Desde el turista que quizo alguna vez fotografiarse en el último piso de las torres hasta aquellos que perdieron un ser querido ese día. Día que nunca debió ocurrir

Malta: Generalidades / General overview

Después que mi mamá me regaló de graduación un viaje a la Argentina, decidí que debía estudiar algo relacionado con negocios internacionales y principalmente me diera la oportunidad de viajar. Así que, cuando aproximadamente un año atrás empecé a considerar la opción de renunciar a mi trabajo, mi mamá me aconsejó estudiar inglés por todo lo que me puede servir para mi carrera y porque después sería más díficil encontrar el tiempo para hacer algo así. Finalmente me decidí y me preparé para viajar de nuevo, más por tener de nuevo una experiencia internacional (con todo el crecimiento personal que eso implica) que por el inglés.

Mi presupuesto era apenas el adecuado para un viaje de dos o tres meses, así que de entrada destinos conocidos por ofrecer cursos de idiomas como Australia, Nueva Zelanda o Sudafrica quedaron descartados; no valía hacer viajes tan largos para tan poco tiempo. Se presentaban entonces las opciones de Inglaterra y Estados Unidos, pero Inglaterra era demasiado costoso y Estados Unidos es un país que ya había visitado en dos oportunidades, y la idea, como dije anteriormente, era conocer nuevos países y culturas.

Asi fue que sin pensarlo, Malta ingresó en mi abanico de opciones. Yo sabía de la isla por una materia que ví en la universidad, pero teniendo en cuenta su ubicación justo al sur de Sicilia, creí, erronéamente, que hablaban italiano. Despues de leer Wikipedia investigar un rato, supe que Malta fue una colonia británica hasta 1.964 y que, dentro de las costumbres que quedaron, está el inglés (es uno de sus dos idiomas oficiales) y el manejo por el lado derecho. Con ésta información, y viendo los buenos costos de estudiar inglés en este país, contacté personalmente algunas escuelas de inglés y me decidí por la más económica.

Así fue que, luego de hacer el pago y de una estresante e intimidante entrevista en la Embajada de Austria (como Malta no tiene embajada en Colombia, sus asuntos son atendidos por la embajada austriaca), me encontré listo para este viaje que sin lugar a dudas es de las cosas más interesantes que me han ocurrido en la vida. Después de viajar durante 34 horas, llegué al Aeropuerto Internacional de Malta preguntándome qué sería de mí en esta nueva experiencia fuera del país.

He de decir, sin embargo, que mi primera impresión de Malta no fue muy buena. No sé si fue por el cansancio obvio después de semejante viaje, pero la isla se me hizo muy diferente a lo que yo me esperaba de un país europeo (era la primera vez que iba a ese continente). Después del tránsfer desde el aeropuerto al hotel, me dí cuenta que Sliema, la “ciudad” en la que viviría estaba muy bien ubicada y era bastante agradable. Pero, ya mirando en retrospectiva qué puedo decir? Únicamente que fue una experiencia perfecta que disfruté mucho y que tuvo muy buenos momentos.

A pesar de haber sido escogida por ser la más barata, mi escuela, IELS, resultó excelente: Económica, con buena infraestructura, moderna, bien ubicada y con profesores realmente comprometidos por ayudar a sus estudiantes a mejorar sus capacidades en el idioma. Malta es un país lleno de gente muy amable (aunque a veces ruda), con espectaculares paísajes y ciudades históricas como la misma Sliema, la capital La Valleta y Mdina. Además encontré que es un lugar económico, con un muy buen sistema de transporte local y con una vida nocturna realmente atractiva, concentrada principalmente en una zona conocida como Paceville que es tán exótica que hasta merece un post especial sólo para hablar de ella.

Ya después de casi cinco meses de haber vuelto, todavía recuerdo con algo de nostalgia absolutamente todo: Si estuviera allí iría a clase, llegando inintencionalmente un poco tarde a la primera lección de la mañana, aprendería y disfrutaría las clases hablando de todo tipo de temas con gente de todas partes del mundo y pediría vouchers de trago gratis para la noche. Al salir me comería un delicioso Club Wrap en La baguette y me iría a mi cuarto a dormir una siesta o trotaría al borde del Mar Mediterráneo. Y por la noche me iría a Paceville, a pasarla muy bien con mis amigos gastándome menos de 5 euros, llegando tipo 4 o 5 de la mañana de vuelta al hotel.

Pero lo mejor de toda la experiencia vivida en Malta fue tener la oportunidad de conocer gente de países tan exóticos (así como para ellos debió haber sido exótico conocer a alguien de Colombia) como Kazakhstan, Corea o Reunión, y compartir y comprender diferentes maneras de pensar y de vivir. Personalmente, pienso que ésa es la mejor manera de aprender y ayuda a estar preparado para desenvolverse en un mundo cada vez más globalizado.

Si bien en Colombia hay excelentes lugares en los que se puede estudiar inglés (como el British Council, el Centro colombo americano o Berlitz, por ejemplo) de manera más económica (teniendo en cuenta que el costo de estudiar afuera incluye el dinero que se deja de recibir por el parate laboral que implica), no cambiaria por nada esta experiencia magnífica. Realmente creo que vale la pena!

Since my mom gave me as my graduation present an one-week trip to Argentina, I decided: I would study some career related with international business, preferably including traveling. So, loosely one year ago, when I started to feel fed up with my job and, again, my mother suggested me to study English, I prepared myself to go abroad, more for the experience than for the English itself.

My budget was just enough  to travel for two or three months, and for that reason I didn’t consider destinations like Australia, New Zealand or South Africa. The flight time and cost are not worth for such a short time. So, I had just two obvious options to pick from: United States and England. The problem was that England is too expensive and in the other hand I had been in the States twice before, and as I said before, the idea of the trip was to experience by meeting new countries and cultures.

Suddenly, Malta came into my mind. As I had an “European Union” class in my university, I had known it was a tiny island located just south of Sicily, but, probably because of that I was wondering they speak Italian. After some Wikipedia investigation, I realized it was a British colony until 1.964, so they keep some British costumes, like the idiom and the left-side driving style. Without using an agency, I contacted some Maltese English schools and after some comparison I did my take for the cheapest one.

So, after the payment and a stressful interview at the Austrian Embassy (Malta doesn’t have an embassy here), I was ready for this trip that surely have been a milestone in my life. After a 34 hours long journey (just because I am very mean wanted to save my money) I arrived at Malta International Airport and wondered about the new experience that was just beginning by that time.

I have to say that my very first impression was not good at all. I don’t know if it was because my tiredness after that long flight or what else, but according to my first sight Malta seemed to be different of what I could expect from an European country (this was my first time in the continent). After a short transfer to my hotel, I realized I would live in the trendy and beautiful city of Sliema. But, after that, what would I say? Just that everything went perfect, I had such a nice time and enjoyed it as much as possible

Despite being one of the cheapest options, my school, IELS, was excellent: Very close to my hotel, with good infrastructure and principally, with really committed teachers who give their best for making their students improve their English level. Malta is a beautiful island, with really nice (sometimes rude, also) people, lot of amazing landscapes and small lovely cities, such Sliema, La Valleta or Mdina, just to write off some of them. Additionally, I find it as a economical place, with an efficient transportation system and an amazing night life in that crazy zone called Paceville, which deserve a post just to talk about it.

After loosely 5 months from my arrival, I’m still missing all that moments I lived there: I would be just five minutes late for the first lesson (“Colombian time”), enjoy the lessons and speaking with people from different cultures about all kind of topics. After class, I would eat a delicious “Club wrap” in La Baguette, and then take a nap or going jogging by the strand, just close to the Mediterranean sea. And in the night, oh, the night, I would go to Paceville, spending less than 5 euros but having a really good time with my friends from all around the world. Ohhh… how I miss that!!!

But, above all, the best thing of the whole Maltese experience was to have the chance to meet and share really good and unforgettable times with people from all around the world. I met people from exotic places (at least for me, as I’m sure for them was also crazy to meet somebody from Colombia), like Korea, Kazakhstan, Reunion, among others… That makes you to understand there are different ways of living and thinking, and helps to improve your acknowledge about the world and its habitants.

Even if in Colombia there are a lot of good places to study English (Like the British council or Berlitz, for example) that for sure are cheaper than the whole budget you must have for traveling abroad, I wouldn’t change this incredible experience for anything in the world. I do really thing it worth it!

All the pictures taken from Julia Dsyuba’s Facebook. All the credits to her