Posts Tagged ‘ bajo costo ’

Que vuele @VivaColombiaco nomás!!

Después de una larga espera, parece que finalmente la aerolínea Viva Colombia iniciará operaciones antes de finalizar el mes de Mayo. Se estima que la entrada en  funcionamiento de esta aerolínea, la primera de bajo costo en la historia de la aviación colombiana (sin olvidar que JetBlue y Spirit vuelan al país), marque un punto de inflexión en la relación de los colombianos con este medio de transporte.

En efecto, diferentes estudios calculan que sólo el 6% de la población colombiana vuela en avión con alguna frecuencia. Eso significa algo más de 41 millones de personas de mercado sin explotar. Claro, historicamente los viajes en avión han sido un privilegio de las clases media, media-alta y alta.

Viva Colombia quiere cambiar eso, y acercar a esa gran cantidad de población a los viajes en avión, que implican mayor comodidad, menores tiempos y hasta ahorros de dinero (si se tiene en cuenta el costo de oportunidad del tiempo muerto).

Teniendo en cuenta toda esa introducción, quise hacer este post explicando un poco el modelo de funcionamiento de este tipo de aerolíneas, esperando recibir comentarios y correcciones de personas conocedoras del tema, y por qué no, de la misma Viva Colombia.

Low cost no significa low prices:

No nos digamos mentiras: Una cosa es la estrategia de manejo de costos y otra la de manejo de precios. Viva Colombia es una empresa, y como tal, siempre buscará maximizar sus beneficios. Qué significa esto? Que van a tratar de tener los menores costos posibles, pero que si ven que el mercado está demandando más de lo que se ofrece, no dudarán en subir precios como cualquier otra aerolínea. Por lo tanto, no hay que esperar que TODOS los pasajes cuesten siempre $55.000. Si hay demanda, ese precio subirá. Al fin y al cabo habrá alguien que lo pagará.

El core de negocio de la aerolínea no es volar:

Esto es llamativo y es lo que hace especial a este tipo de aerolíneas. Para ellos los ingresos generados por volar son marginales. Cuáles son los ingresos que a ellos más les interesan? Los cobros adicionales: Maletas despachadas en bodega, subirse al avión primero, la comida en el avión, etc.

Y por eso, ellos buscarán siempre, de la manera más educada pero también más persuasiva posible, lograr estos ingresos adicionales. Como ejemplo los bizarros vuelos de Ryanair, que desde la compra intentan vender seguros de viaje, maletas ajustadas a las medidas de ellos, ofrecen habitaciones de hoteles, transportes desde los aeropuertos a la ciudad, alquiler de carros, prioridad en el equipaje. Ya en el avión, ofrecen comida, calendarios, bingos, trago, ventas duty free, de todo. Y claramente, todo con precio. Algunas veces descaradamente altos.

Alguna vez volé con Alitalia y llevaba 25 kgs, tres más de los que permitía mi tiquete. Hice cara de que nada estaba pasando, no me cobraron nada. En Avianca, pasé una maleta pesadísima y le hice ojitos a la agente de servicios en tierra. La maleta pasó como si nada. En Viva Colombia? Error, no habrá carita ni ojitos que hacer. Cualquier kilo de más, cualquier servicio adicional, lo cobrarán.

La competencia de Viva Colombia no es Avianca, ni Copa ni LAN:

Viva Colombia quiere servir a las personas que no vuelan o lo hacen ocasionalmente. Quiere traer a las personas que viajan horas y horas en bus y montarlas en avión a precios similares. Por eso, la competencia de Viva no será ni Avianca, ni LAN, ni Copa, sino más bien Bolivariano, Copetrán, Brasilia, Berlinas, etc.

Obvio, no se puede dejar de lado el efecto sustitución, principalmente en pasajeros VFR (visitas a amigos y familiares), pero no debería ser de gran impacto para las aerolíneas tradicionales. De hecho, según el prospecto de colocación de bonos de Avianca con datos a 2008, el 57% de los pasajeros nacionales de la aerolínea corresponden a viajeros corporativos, mientras el 22% son turistas y el 21% corresponde a mercado VFR.

Aunque hago la salvedad que en algún vuelo que hice con Ryanair ví varias personas con más pinta de ejecutivos que de mochileros.

Normas a cumplir:

Este tipo de aerolíneas tienen unas reglas fijas que se deben cumplir al pie de la letra para volar sin problemas con ellos:

– Se debe hacer el chequeo e imprimir el pasabordo en la casa. Si se llega al aeropuerto sin pasabordo impreso, la aerolínea cobrará una buena multa por hacerlo.

– Entre más peso lleve un avión, se aumentan los costos para la aerolínea, pues el avión consume más combustible. Por lo tanto, llevar maletas tiene un costo adicional. Ojo, si se compra la tarifa que permite llevar hasta 20 kilos, se deben llevar máximo 20 kilos. Cualquier kilo adicional se cobra bastante caro. E insisto, de nada sirve hacer caritas u ojitos.

– Los aviones siguen generando costos mientras estén en tierra. Por eso, deben volar lo máximo que sea posible. Los aviones pasan el mayor tiempo posible en el aire, por lo que en ocasiones el aseo brillará por su ausencia. O por su presencia ausente.

– A diferencia de Ryanair o EasyJet, Viva Colombia decidió hacer check in en los counters de forma obligatoria para pesar y medir maletas de mano y garantizar que cumplen con la normativa de la aerolínea. Este check in debe hacerse mínimo una hora antes de la hora del vuelo, pues a esa hora se cierra el avión. Ojo, si la maleta de mano no cumple las medidas y peso exigido por la aerolínea, se manda en bodega y se cobra. No hay ‘tu tía’

Personalmente no entiendo esta medida, pues fácilmente cualquier persona puede meter más cosas a la maleta después de haber sido revisada en el check in. Además implicará mayor aglutinamiento innecesario de gente, tanto en los counters como en las puertas de abordaje. Finalmente, para Viva Colombia podría ser mejor negocio hacer esta revisión en la puerta misma del avión. Maleta que no cumple las normas, a la bodega y a cobrar. En el counter será más fácil sacar un saco o una chaqueta de la maleta y evitar tener que mandarla como equipaje facturado.

"Si cabe, la maleta viaja; si no, paga o la maleta no vuela"

– Los aviones tienen tantas sillas como se pueda. No se debe esperar comodidad, aunque en vuelos de menos de una hora no será muy necesaria. Los Airbus A320 de Viva Colombia tendrán 180 sillas, mientras que el mismo modelo de avión en Avianca o LAN (Copa usa otro modelo) tienen 150 y 162 sillas respectivamente.

– En Viva Colombia no hay sillas preasignadas. Es como un bus con alas: Donde haya una silla vacía, cualquiera se puede sentar. Por eso no sería raro que Viva Colombia haga sus abordajes en posiciones remotas, que les facilite además el ingreso de los pasajeros por puertas traseras y delanteras, ahorrando tiempo y ajustándose a uno de los principales fundamentos de las aerolíneas de bajo costo: Tener los aviones volando tanto como sea posible.

– Cualquier adicional se cobrará. Por favor tener eso claro. Se han sabido casos de vuelos en Ryanair donde pasajeros se desmayan, las auxiliares de vuelo les dan agua y cuando se recuperan, les cobran el agua dada. En serio.

– La aerolínea va a gastar lo menos posible en publicidad. Por eso, no debería ser raro ver a los altos directivos diciendo cosas como que van a quitar un baño para poner más asientos, que están pensando en que la gente viaje de pie en los aviones, en que para reducir costos los aviones deberían volar sin copiloto. Entiendan, NO van a hacer eso nunca, solo querrán ganar free press. Quieren conocer a un experto en eso? Busquen en Google: Michael O´Leary

Algunas opiniones personales:

Realmente me alegra la llegada al mercado de una aerolínea que ofrezca nuevas posibilidades de viaje, con menos lujos y comodidades, pero mejores precios, haciéndose más accesible. Por eso les deseo el mayor de los éxitos, espero que se puedan posicionar y consolidar en el mercado, y generen un nuevo nicho en el sector.

Viva Colombia debe tener en cuenta las condiciones del mercado colombiano, con varias aerolíneas de talla mundial ya posicionadas. Debe saber adaptar muy bien su estrategia de mercadeo a las condiciones propias de este país, muy diferente al mercado que encontró su socia, Ryanair, en Europa.

Por ejemplo, acá no van a haber subvenciones por volar a X o Y aeropuerto. Acá no hay aeropuertos alternativos en los que la única operación del día sean sus aviones. Muchas veces los pasajeros van a tener que abordar desde una única puerta (jetbridge), incrementando el tiempo que el avión esté en tierra.

Me llama la atención y me genera curiosidad saber si en Colombia habrá tal demanda de servicios adicionales que hagan rentable la aerolínea. Será que en Colombia la gente estará dispuesta a pagar $10.000 por una comida en un vuelo de menos de una hora? Será que la gente pagará cualquier $25.000 por subirse primero al avión?

Y otro punto, habrá suficiente demanda para llenar vuelos de 180 personas, a toda hora, todos los días, en todas y cada una de las rutas que operará? Porque ojo, Viva Colombia, con solo tres aviones, no puede cancelar vuelos cuando la demanda sea baja, como puede hacer cualquier Avianca, LAN o Copa. No, si un vuelo tiene planeado volar BOG-BAQ-MDE-CLO y resulta que el trayecto BOG-BAQ no se vendió bien, igual lo tienen que operar porque si no cómo llega el avión a BAQ para hacer la ruta BAQ-MDE? Confío en que los estudios de mercado hechos les hayan dado todas estas respuestas y muchas más a la gerencia de la empresa.

Finalmente, creo que hace falta que la aerolínea se dé a conocer mucho más. Por el momento han conseguido prensa (muy buen punto la entrevista del Domingo en El Tiempo) y tienen una buena presencia en redes sociales. Pero, se ajusta el perfil del lector de El Tiempo, Dinero, Portafolio, o el usuario de Facebook, Twitter, Pinterest, etc al perfil de viajero que busca Viva? Por qué no pensar en llenar de publicidad de Viva las terminales de transporte, los buses urbanos (Transmilenio, por ejemplo). Hay que llegarle al perfil adecuado, y además, explicarle muy bien de qué se trata todo esto.

Lo importante, y mi mayor deseo, siendo admirador de las demás aerolíneas existentes en el mercado, es que a Viva Colombia le vaya muy bien! Mucha suerte!

Anuncios

Las legacy contra las low cost #Aerolíneas

Últimamente, los medios han hecho eco de las constantes huelgas realizadas por el sindicato que agrupa a los pilotos de Iberia, quienes protestan por la inminente apertura de una filial de low cost de la tradicional aerolínea española, aduciendo que esto perjudicará sus intereses y la hará desaparecer en el mediano plazo.

La realidad es que las aerolíneas, principalmente en Europa, están pasando tiempos muy difíciles. Una situación económica complicada, sumada a los vaivenes típicos del precio del petróleo han atentado contra el rendimiento de las aerolíneas tradicionales en el viejo continente. Si a esto le sumamos la aparición y consolidación de las aerolíneas de bajo costo, como RyanAir, Easy Jet y Wizz Air, la situación para aerolíneas como Air France, Lufthansa, KLM, la misma Ineria, entre otras, es más que complicada.

La situación es tal, que las aerolíneas tradicionales comprendieron que competir en el mercado de corto y medio alcance (o sea, los vuelos intraeuropeos) es prácticamente imposible por sus altos costos, por lo que paulatinamente han decidido abrir filiales que sigan el modelo de negocio típico de las aerolíneas de bajo costo. En cambio, su fortaleza se centrará en el ofrecimiento de vuelos de largo alcance, que son los que más utilidad dejan y en los que, afortunadamente para ellos, las aerolíneas de bajo costo no tienen una presencia tan relevante.

De esta manera, las filiales de bajo costo sirven de feeders de los vuelos de largo alcance de las aerolíneas tradicionales. Tal es el caso de Lufthansa y su filial German Wings. Air France-KLM y su filial Transavia, y claro, Iberia con su filial Iberia Express. De hecho, tal situación está ocurriendo también en otras latitudes, como Scoop con Singapore Airlines y JetStar con Qantas.

Por tal razón, los sindicatos, tan preocupados ellos por sus intereses individuales, deben entender que la dinámica del negocio de la aviación a nivel mundial pero particularmente en Europa han cambiado, y se requieren soluciones audaces que permitan que las aerolíneas tradicionales sobrevivan. Todos deben poner de su parte, o se condenarán a desaparecer. Acá, como en el fútbol, las grandes aerolíneas ya no ganan solo con nombre. Si no miren lo que le pasó a American Airlines…

Fuente