Posts Tagged ‘ metro ’

Transmilenio colapsado

Imposible se vuelve a veces tomar Transmilenio. Tomado de tarifapreferencialtransmilenio.blogspot.com

Reconozco que soy un ferviente admitrador y defensor de Transmilenio. Me parece un sistema eficiente, seguro y fácil de usar. Además, ecónomico en su construcción y operación, en comparación con otros sistemas de transporte masivo existentes alrededor del mundo.

Sin embargo, es inocultable que se superó de largo su capacidad instalada, lo que la ha llevado al colapso. Esta saturación es apenas obvia si se tiene en cuenta que en poco menos de 10 años, el sistema pasó de transportar algo más de 1 millón de pasajeros diarios a los alrededor de 1.700 mil que transporta actualmente, utilizando prácticamente la misma infraestructura (en los últimos 6 ó 7 años no se ha inaugurado ninguna nueva troncal).

Una democracia sin educación es payasada. Los políticos saben muy bien que es preferible tener a una población ignorante en distintos temas para poder influenciarlos y tomar sus decisiones que buscan beneficios propios de una forma más fácil. Es asi como los últimos alcaldes bogotanos, coincidencialmente cobijados dentro del Polo (a pesar que Petro, estratégicamente, cambió de bando al inicio de las elecciones pasadas) han prometido a la incauta población bogotana la construcción de un metro como solución a la problemática movilidad de la capital del país. Para lograrlo, Transmilenio y su otrora buen servicio se posicionaban como un inconveniente, por lo que la mejor solución fue dejarlo de lado, logrando que la gente se aburriera del servicio y pidiera nuevas alternativas de transporte. A eso, además, hay que sumarle los intereses de los grandes transportadores, financiadores de campañas políticas, y a los que, casualmente, nunca se les han organizado protestas ‘esporádicas’ en su contra.

Los planes originales del sistema implicaban que en este momento, Transmilenio debería estar operando por la Séptima, Décima, la Avenida Eldorado, la Boyacá, la Calle 19, la Calle 170 y la Avenida Primero de Mayo y para el periodo entre 2011 y 2018 se debían construir la Avenida 68, la ALO y la Calle 200. Eso significa que por ejemplo yo, que trabajo por el sector del Parque de la 93, debía tener como alternativas la Séptima, la Calle 100 y la Autopista Norte para llegar/salir a/de mi oficina.

Por el contrario, el sistema sólo ha llegado hasta su segunda fase, cubriendo a duras penas las troncales Caracas – Autopista Norte, Carrera 30, Avenida Suba, Calle 13 – Américas. Obvio, así el sistema cómo iba a colapsar? Obvio, así como la gente no iba a querer metro? Si a eso le sumamos una ineficiente administración del sistema, las condiciones están dadas…

Porque no es lógico que en horas pico los buses demoren más de 7 u 8 minutos (incluyendo las llamadas ‘rutas fáciles’, cuya promesa era de transitar máximo cada 2 ó 3 minutos). No es lógico que no se haya creado algún sistema que promueva la compra de más de un pasaje, evitando la congestión tipica al ingreso de las estaciones. No es lógico que se vean más buses ‘en tránsito’ en horas pico que en horas valle. No es lógico que se haya abandonado la campaña de cultura ciudadana que ayude a que la gente aprenda a usar este tipo de sistemas. Y claro, no es lógico que se haya dejado de lado el plan original de construcción de nuevas troncales del sistema. Con tantas cosas ilógicas, era lógico que el sistema colapsaría. Y lo bien que le viene eso a muchos…

Filas de ingreso a Transmilenio. Foto de El Espectador

Mientras tanto nuestro alcalde se va una semana a Francia (curiosamente sede de Alstrom, uno de los principales proveedores de sistemas férreos en el mundo), donde se le ilumina la mente y propone un sistema de tren ligero para la emblemática Carrea Séptima…

De millonarios que caen / About millionaires who fall

Érase una vez una ciudad reconocida en el mundo entero por sus avances y por estar a la vanguardia. Con el trabajo de mucha gente se había convertido en una ciudad líder en su país y en su subcontinente, y el mundo empezaba a mirarla como un ejemplo a seguir. Sus habitantes empezaban a recuperar la confianza en ella, y casi que podían decir que vivir allí era un lujo.

Pero entonces llegaron malas administraciones. La ciudad se fue a pique, se volvió insegura, sucia, desagradable. Las mafias se adueñaron de varios áspectos de la ciudad, tuvieron y se aprovecharon de esa gran injerencia que ejercían. Habían periodistas y líderes de opinión que no quisieron decir nada, y los habitantes prefirieron mirar para otro lado.

La ciudad colapsó, y todo lo que se había logrado luego de tantos años de trabajo, sencillamente se perdió.

Y justo ayer, River descendió…

Once upon a time, it was a lovely city, with a great fame in the whole world thanks to its improvements. That city became into a benchmark in its country, its subcontinent, and the world started to see it as an example to follow. Its inhabitants, also, recovered the trust, and they could almost say, living in that city was a pleasure.

But then, bad management arrived. The city just fell down; it became into an unsafe, dangerous, dirty and disgusting city. The mafias got all the power in most of its issues; they had and took advantage of the influence they faced. There were journalist and opinion generators who didn’t say anything, and the habitants just prefered to see to the other side.

The city collapsed, and everything that was achieved with the hard work of a lot of people, just got lost.

And curiously yesterday, River Plate lost it category…