Posts Tagged ‘ violencia ’

Limosna obligatoria, y con prima navideña. Si no, ácido a la cara

El fin de semana pasado, un jóven de apenas 22 años fue atacado por un indigente, quien le arrojó ácido a su cara por no haberle dado una moneda. El jóven obviamente enfrenta secuelas físicas y psicológicas para toda su vida, mientras que el agresor en el mejor de los casos recibirá una condena de 18 meses.

Es indignante la situación ocurrida y en general la situación en la que le toca vivir al ciudadano normal. Ahora resulta que si no accedemos a dar una moneda, podemos ser atacados con ácido, apuñalados o asesinados. Bogotá se ha convertido en una guarida para este tipo de hampones, quienes literalmente deciden sobre la vida de los demás y sobre el funcionamiento de la ciudad a su antojo.

A mi juicio, en parte esta situación es generada por una política laxa de las últimas administraciones distritales con respecto a la ocupación del espacio público, lo que ha incrementado la presencia de vendedores ambulantes, indigentes y ladrones; pero principalmente, es generada por la falta de castigos ejemplarizantes, que fomentan este tipo de comportamientos fuera de la ley.

No entiendo qué aporte puede dar una persona que ataca con ácido a otra a la sociedad, ni el aporte de un ladrón o de un político corrupto. Peor aún, además de no sumar, restan y generan problemas a la comunidad. Por eso creo que se debe modificar la normativa penal en nuestro país, por una que realmente castigue a quienes, como este tipo de personas, generan problemas y hacen retroceder al colectivo.

Una persona como esta no debería estar en la calle, es un verdadero peligro para la sociedad. Para todos aquellos que trabajan honestamente, sin atentar contra los demás. Es inconcebible que un país con los indices de delincuencia y violencia como el nuestro imponga penas tan laxas, que en cambio de ser restrictivas y ejemplarizantes, incentivan el delito.

Un ladrón, antes de robar a alguien; o un indigente, antes de echarle ácido a quien no le dio una moneda, debería saber que posiblemente ese sea su último acto en libertad. O en la vida.

 

26/08/2011: #México, la #Colombia de hace 10 años?

El día Jueves, presuntos grupos narcotraficantes atacaron con granadas y armas de fuego un casino en la ciudad de Monterrey, la tercera en importancia de México. Este hecho se suma a otroz igual de atroces que han sucedido en los últimos tiempos en región de Nuevo León y en el país en general, como los tiroteos cerca a una escuela primaria y a un estadio de fútbol, hechos que le han dado la vuelta al mundo. Aparentemente, este último hecho está involucrado con carteles de la droga, quienes habrían exigido ‘vacunas’ a los dueños del casino, que se negaron a pagar.

Quienes me conocen saben de mi antipatía por México. Entre otras razones, no aguantaba que en Estados Unidos me relacionaran con ellos, juntando colombianos y mexicanos en la misma bolsa, como si todos los latinos fueramos iguales. Esa entre otras muchas más razones igual o peor de banales que la anterior. Sin embargo, mi antipatía cultural la dejo de lado y la cambio por solidaridad ante la horrible situación que están pasando. Solidaridad porque como colombiano sé muy bien lo que es eso, sentir vergüenza e impotencia frente a la situación de mi país y de ver cómo el resto del mundo nos mira de reojo y con miedo. Ojo, a pesar que cuando en Colombia estábamos en tan horrible situación, el apoyo mexicano vino por medio de solicitar visa a los colombianos para ingresar al país, ingreso que era precedido por un muy mal trato en los aeropuertos mexicanos. Pero eso es otro tema.

El hecho es que la situación en México se me hace horriblemente familiar. Como lo dicen los narradores de TV Azteca que incluí al inicio de este post, “México es rehen de la delincuencia”. Y la gente de bien, simplemente a ver cómo sobrevive. Aquí lo vivimos hace algunos años, cada fin de semana llegaba con la incertudumbre de ver qué pueblito nos habían destruído. Cualquier espectáculo de fuegos artificiales generaba inquietudes de si al fin ‘se habían tomado Bogotá’. Salir a más de 50 kilometros de las ciudades era exponerse a un secuestro casi seguro. Tener unos ingresos o un patrimonio ligeramente superior al promedio implicaba tener que huir del país. En últimas vivir con temor.

Y me imagino que una situación similar están pasando los mexicanos. Por eso espero que puedan resolver esto. Por la fuerza, con la ayuda de Estados Unidos, como sea. Pero que la resuelvan. Porque evidentemente que un país del tamaño y la importancia de México esté gobernado por grupos al margen de la ley, que con tal de defender su negocio son capaces de cualquier cosa, es muy triste.

Ojalá en Colombia esta situación también sirva. Para que no nos olvidemos cómo era esto hace 10 o 12 años. Que no se nos olvide que tocaba tener una caja de Kleenex al lado si queríamos ver un noticiero. Para que no perdamos la memoria. Y también para que veamos a qué nivel podemos llegar si no combatimos cuanto antes los problemas que ahora nos acechan, como la corrupción y la inseguridad ciudadana. Problemas que si no acabamos, nos van a devolver el poco privilegiado lugar que tuvimos en el mundo hace algunos años…