Posts Tagged ‘ legislación ’

Limosna obligatoria, y con prima navideña. Si no, ácido a la cara

El fin de semana pasado, un jóven de apenas 22 años fue atacado por un indigente, quien le arrojó ácido a su cara por no haberle dado una moneda. El jóven obviamente enfrenta secuelas físicas y psicológicas para toda su vida, mientras que el agresor en el mejor de los casos recibirá una condena de 18 meses.

Es indignante la situación ocurrida y en general la situación en la que le toca vivir al ciudadano normal. Ahora resulta que si no accedemos a dar una moneda, podemos ser atacados con ácido, apuñalados o asesinados. Bogotá se ha convertido en una guarida para este tipo de hampones, quienes literalmente deciden sobre la vida de los demás y sobre el funcionamiento de la ciudad a su antojo.

A mi juicio, en parte esta situación es generada por una política laxa de las últimas administraciones distritales con respecto a la ocupación del espacio público, lo que ha incrementado la presencia de vendedores ambulantes, indigentes y ladrones; pero principalmente, es generada por la falta de castigos ejemplarizantes, que fomentan este tipo de comportamientos fuera de la ley.

No entiendo qué aporte puede dar una persona que ataca con ácido a otra a la sociedad, ni el aporte de un ladrón o de un político corrupto. Peor aún, además de no sumar, restan y generan problemas a la comunidad. Por eso creo que se debe modificar la normativa penal en nuestro país, por una que realmente castigue a quienes, como este tipo de personas, generan problemas y hacen retroceder al colectivo.

Una persona como esta no debería estar en la calle, es un verdadero peligro para la sociedad. Para todos aquellos que trabajan honestamente, sin atentar contra los demás. Es inconcebible que un país con los indices de delincuencia y violencia como el nuestro imponga penas tan laxas, que en cambio de ser restrictivas y ejemplarizantes, incentivan el delito.

Un ladrón, antes de robar a alguien; o un indigente, antes de echarle ácido a quien no le dio una moneda, debería saber que posiblemente ese sea su último acto en libertad. O en la vida.

 

Anuncios

23/08/2011: Criminal y sin ética, pero no según la ley… #PiedadCórdoba

Pareciera que tanta la rama judicial como la mismisima ejecutiva buscan día a día razones para castigar a Piedad Córdoba sus múltiples crapulencias actuaciones al margen de la ley. Hoy, por ejemplo, me encontré con la noticia que iniciaron un proceso en su contra por apoyar la campaña de uno de sus asesores mientras era servidora ¿pública?

No deja de ser preocupante ver como se buscan razones sustentadas por la ley para castigar a una persona que a la luz de todo el mundo ha apoyado grupos terroristas, ha dificultado las relaciones diplomáticas entre dos países y lo más atroz, ha sacado provecho del drama de miles de secuestrados y sus familias para mantenerse activa políticamente. Entre otras muchas cosas. Preocupante porque a la luz pública es una delincuente pero a la luz de la ley no (recordar la no aceptación de los PCs de Reyes como pruebas válidas, las constantes acciones de tutela falladas a su favor por errores procedimentales o huecos en la ley). Y la ley, me da la impresión, debería indicar y guíar al pueblo sobre cómo es aceptado actuar en sociedad de acuerdo a unos principios comunes, buscando un beneficio colectivo.

Me parece a mi que en el caso de Piedad Córdoba, tanto líos, tantas ramificaciones y opciones que brinda la ley no definen a la sociedad y a su sentir. Y lo mismo ocurre con los políticos que dilatan juicios hasta que sus procesos pierden validez por vencimiento de términos, o a aquellos dictadores, del cono sur principalmente, que no se podían juzgar dizque porque ya estaban demasiado viejos, o al ladrón que puede denunciar al que se defienda de un atraco por lesiones personales…

Al final, lo que logramos es que de una u otra forma la ley y sus ‘vericuetos’ incentiven no cumplirla; incentiven a ser una crápula, a ser un ladrón, a apoyar a grupos terroristas, etc. Al final esta ley acomodada termina protegiendo, vaya paradoja, a quienes la violan; cuando lo que debería hacer es castigar sin compasiones… sin excepciones